“La novia”, cuando el verdadero terror no es el matrimonio

la novia

La novia (2017), es una cinta de terror rusa del director Syatoslav Podgayevskiy, quien anteriormente ya había experimentado en el género con la película Queen of spades: The dark rites (2015). Ahora, el director utiliza una vez más el recurso de los ritos diabólicos para crear un film inspirado en hechos reales, pues se vale de la extinta tradición de la fotografía post-mortem para crear una historia en donde los espíritus y los efectos CGI están a la orden del día.

Así, la película nos presenta a Lisa, una joven estudiante y recién casada a punto de emprender un viaje para conocer a la hermana y sobrinos de su esposo. Asimismo, y como todo buen matrimonio, Lisa no sólo tendrá que formar parte de las extrañas tradiciones nupciales de su nueva familia, sino también sobrevivir a las escalofriantes visiones y presencias que experimentará en lo que se supone debería ser un tranquilo viaje.

La película parte de una buena idea, inicia de una manera interesante y entretenida pero a un ritmo bastante rápido, pues apenas en unos cuantos minutos se da el lujo de explicar toda la parte central de la trama, aventurándose a explicar de una sola vez por todas la antigua tradición de retratar a los muertos y el significado que esto tenía para quienes lo practicaban. Pero no sólo eso, sino que devela rápidamente la trama que llevará la cinta y su posible solución. Es decir, es un buen comienzo, pero en el que prácticamente se resume a grandes rasgos lo que el espectador verá.

Por supuesto, hay cintas de todos los géneros con este tipo de aperturas, y la ventaja que cualquier película tiene con estos comienzos, es que desde un principio logran enganchar al espectador, que es, precisamente, lo que ocurre con La novia; la desventaja, por otro lado, es que si se muestra la verdadera trama en las primeras secuencias, entonces la obra no puede permitirse que la historia decaiga, sino que debe ir siempre hacía arriba, develando nuevos secretos y sorpresas que ayuden a mantener la atención del público en todo momento, cosa que, lamentablemente, no ocurre sino hasta el final de esta nueva cinta de Podgayevskiy.

Esto ocurre, precisamente, debido a que después de la secuencia inicial, y la cual está ambientada un par de siglos atrás, la historia da un enorme salto a la época actual, en donde conocemos al matrimonio protagonista, pero sólo eso, conocemos sus nombres y profesión, pero no se nos da un trasfondo más amplio acerca de su historia, su carácter, sus debilidades y fortalezas, todo lo cual hace que resulte difícil empatizar con ellos; son, en sí, un matrimonio y nada más. Ahora bien, apenas sabemos cómo se llaman y en la siguiente escena ya estamos en casa de la familia del esposo, dispuestos a afrontar una noche de terror.

Y aunque, como dijimos antes, la trama es buena y la historia interesante, sumado a los escenarios y la atmósfera sombría, La novia logra crear el ambiente adecuado, pero la rapidez de la historia no se permite aprovechar de estos elementos, pues lo que interesa es llegar al final y a la aparición fantasmal. Dicho fantasma –una mezcla entre La monja de El Conjuro, La anciana en Insidious y Mary Shaw de Dead Silence– resulta tenebroso en un principio, pues aparece únicamente en los momentos precisos, pero conforme la cinta avanza el miedo se pierde un poco al ver cada vez más seguido y durante más tiempo el CGI con el que está realizado este espectro.

Sin embargo, el punto a favor de la cinta es que así como comenzó, de forma interesante y emocionante, sus momentos finales son igual de bien logrados, pero es hasta el final que la trama, la adrenalina y el miedo se desatan por completo; siendo lo más emocionante que el factor de este miedo no es ya el fantasma, sino los propios protagonistas que ahora luchan contra sus propios demonios y, más importante aún, hacen frente a las tradiciones impuestas por sus familiares desde siglos atrás, a veces mucho más difíciles de enfrentar que mil espectros. Aunque La novia es un ejemplo de que el verdadero horror proviene cuando la muerte no separa a los amantes, en resumen, es una cinta entretenida pero no concreta, una película para disfrutar de un momento de miedo pero no para tener una noche de insomnio.

Manténganse horrorizados…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s