“Desde el más allá”, del terror a la comedia

desdeelmas

En el marco de los eventos especiales de Todos los 13 son de Feratum en Le Cinéma IFAL, se llevó a cabo la proyección de la cinta Desde el más allá, del director Juan Carlos Blanco, donde además, estuvo presente el elenco de la película, quienes respondieron preguntas del público al término de la cinta. Muestras como esta se realizarán los días 13 de cada mes antes de celebrarse la nueva edición del Festival Internacional de Cine Fantástico, Terror y Ciencia Ficción Feratum en el pueblo mágico de Tlalpujahua, Michoacán.

19142171_1484071458326716_94400793_n

En esta ocasión, los asistentes pudieron disfrutar del trabajo del director Juan Carlos Blanco con su película Desde el más allá, la cual, muestra los sucesos ocurridos a un grupo de jóvenes cineastas quienes tienen la intención de grabar un programa de fantasmas en una finca del pueblo de Michoacán. Sin embargo, aunque escépticos y preparados con efectos especiales para crear un ambiente sobrenatural, pronto se darán cuenta que el peligro y el horror que están a punto de vivir no son mera fantasía.

Desde el más allá resulta ser una interesante y agradable cinta que, lejos de presentar el tema de los poltergeist como algo repetitivo, tiene el acierto de mezclar este tipo de temas sobrenaturales con hechos verídicos y por demás macabros ocurridos en la vida real. Blanco explica esto al decir que su película es una mezcla entre el terror y la comedia, pues siendo éste un tema ya por demás visto en el cine, busco la manera de contarlo de otra forma pero, además, de hacerlo de una manera fresca, pues la historia que cuenta el filme es un híbrido entre las tradiciones y leyendas de los lugares embrujados que siempre existen en cada pueblo, y los terribles sucesos ocurridos en los años 80 con el grupo criminal conocido como “Los narcosatánicos”.

19142143_1484070214993507_120206404_n

Así, la manera en que el director combina el terror con la comedia, así como los fantasmas con las organizaciones del crimen organizado, es tratarlos, quizá, desde la única forma que era posible, y esa fue la de llevar los clichés al máximo. Y es que hasta cierto sentido, la película es una burla a sí misma, pues es simplemente una exageración tras otra de cientos de situaciones por demás repetitivas que se han visto en el cine de terror, aunque claro, hay una enorme diferencia entre crear una película que termina siendo mala, y el hacer un filme que desde un principio se pensó para ser un producto risible, y afortunadamente este último caso es el de la película de Blanco.

Con esto nos referimos a que simplemente cada escena de terror está planeada para hacer pasar un rato divertido al espectador, pues desde los efectos sonoros hasta las escenas “gore” –así como las situaciones en que ocurren cada una de éstas- terminan generando una reacción en la cual no se sabe si uno debe reír o asustarse de lo exageradas que terminan siendo. De igual forma, un punto fuerte de la cinta es la manera en que están entretejidos los eventos sobrenaturales con los naturales, pues no es sino hasta el final de la película en que uno se puede dar cuenta si la película lleva un hilo de completo terror fantasmal o de total terror psicológico, quizá acercándose un poco, pero sólo un poco, al cine slasher.

19184126_1484070221660173_1035172424_n

Asimismo, la producción de la película termina por ser una parte más de la trama, pues por un lado, los efectos sonoros –a veces muy pobres- son los protagonistas en ciertas secuencias pero, en otras, terminan por quitar cierta tensión que la trama logra. Sin embargo, en cuanto a la parte visual, este filme es otra clara muestra de que con poco se logra más, pues aunque el factor gore es casi nulo –tomando en cuenta que toca el tema de las torturas-, las pocas escenas donde se muestra terminan siendo por demás excelentes, ya que sin llegar a lo visceral, apenas muestra lo necesario (quizá hasta donde la producción alcanzó) para que el espectador pueda mirar y sentir el dolor de las víctimas, dejando a la imaginación del público la parte más sangrienta del filme.

De igual forma, las actuaciones ayudan mucho a la película, pues mientras la mitad de sus personajes tiene una personalidad seria, la otra mitad son los encargados de poner cierto toque picaresco a la cinta. Quizá el único error que el filme tiene recae en los últimos instantes de ésta, pues si bien el final resuelve si se vio una película completamente sobrenatural o no, las últimas secuencias quizá generen que el espectador, con un rostro y ojos perplejos, se formule la pregunta y ya también cliché: ¿O sea, cómo, entonces fue real o no?

En pocas palabras, como película cien por ciento de terror, Desde el más allá es un filme que no cuaja por completo, pero como una parodia, una burla o simplemente un homenaje al cliché en el cine de género, es una película que fácilmente –y muy bien lograda- puede ser referente en el subgénero de comedia de terror.

Lamentablemente, tanto Blanco como el elenco de la cinta mencionaron que, aunque fue muy divertida la realización de esta obra, primero deben promocionarla en otros festivales y plataformas, pues están conscientes que la taquilla mexicana no es el punto fuerte para que cintas nacionales triunfen. Sin embargo, también comentaron que, aunque difícilmente, es posible que llegue a la pantalla grande en el mes de noviembre; pero que, de no ser el caso, hay otros medios como servicios de streaming para que más gente pueda tener acceso a ella; pero , mientras eso sucede, recuerden, pase lo que pase, manténganse horrorizados…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s