“La noche del virgen”: una cinta española brutal, asquerosa y terriblemente…graciosa.

noche1

La cinta española La noche del virgen fue la encargada de clausurar la séptima edición del ciclo de cine de terror y horror Masacre en Xoco en la Cineteca Nacional, el cual, durante una semana proyectó tanto cintas clásicas como nuevas propuestas del género, siendo esta película una de las más esperadas y brutales que se presentaron.

Vayamos directo al grano, La noche del virgencinta reciente del año 2016 dirigida por Roberto San Sebastián, es, simplemente, un filme que no está hecho para todo tipo de público, siendo quizá más llevadera para aquellos espectadores con estómagos que han sido curtidos con cintas como A Serbian film, The human centipede 2, Poultrygeist: the night of the chicken dead, Canibal Ferox e, incluso, hasta con los vídeos más crudos de La mazmorra de lo grotesco y las terribles cintas de Trauma.

Esta película es un producto que raya desde lo burdo, absurdo y gracioso, hasta lo más visceral, irreal y escatológico que ha presentado el cine de horror en los últimos años, pues la presencia de mutilaciones corporales, defecaciones, flatulencias, vomito y un humor sexual bastante negro -todo, por supuesto, en dosis exageradas-, convierten a esta cinta en un producto no muy digerible para todos los gustos. La historia nos presenta a Nico (Javier Bódalo), un joven veinteañero dispuesto a perder su virginidad a toda costa en la noche de año nuevo; para su “suerte” conoce a Medea (Miriam Martín), una mujer madura que lo invitará a pasar la noche con ella, lamentablemente, será una velada donde el semen no es el único fluido que recorrerá el cuerpo de ambos.

Estéticamente la película es buena, pues refiriéndonos a la iluminación, ésta se presta muy bien para crear una tensión en el ambiente que se nos muestra en los apenas tres escenarios de la cinta, los cuales logran generar una atmósfera tensa y sofocante que ayuda al espectador a ponerse en los zapatos del protagonista, quien será victima de terribles torturas y vejaciones durante toda la noche. Asimismo, la trama es absurda, sí, pero no en el sentido de ser mala, sino que este es, precisamente, el punto, pues siendo una película de comedia gore deja en claro desde sus primeros minutos que todo lo que se está a punto de ver será por completo irreverente.

Así, el martirio de este joven inicia en un antro donde está dispuesto a conseguir una mujer con quien perder su virginidad, lamentablemente lo logrará y será invitado al departamento de una fémina madura, el cual se encuentra repleto de extraños objetos religiosos e infestado de cucarachas que sirven como mal augurio de los sucesos que vendrán. La cinta, que comienza con grandes dosis de un humor negro y sexual, poco a poco se va transformando en una comedia por demás extraña que termina por mostrar eventos y torturas que recuerdan fielmente los primeros y crudos trabajos de un Sam Raimi con su cinta Evil Dead y un Peter Jackson con su Bad Taste,  pues ambos muestran una exageración total en el gore, como lo son cantidades excesivas de sangre y demás fluidos.

noche2

Podría decirse que La noche del virgen es un producto que mezcla estas cintas con un homenaje a la francesa À l’intérieur, pues entre lo escatológico y lo visceral, el revoltijo entre sangre, excremento e infantes termina siendo algo brutal en esta obra española, donde los cordones umbilicales tampoco estarán de sobra. Asimismo, uno de sus mayores logros es el uso de sus efectos especiales, pues sin contener una sola pizca de CGI en los momentos visuales más explícitos, sino al estar todos los maquillajes y caracterizaciones “hechos a mano” -por así decirlo-, hacen recordar a la vieja escuela del cine de terror donde estos efectos logran causar en el espectador no sólo risa e impresión, sino un verdadero sentimiento de estar experimentando en carne propia los martirios y flagelaciones que el protagonista sufre en su cuerpo.

Otro de los factores que influye de gran manera en la sensación de incomodidad que esta película puede causar en algunos, se debe en gran parte a las largas secuencias que maneja entre una escena y otra, pues aunque resultan pesadas al mostrar imágenes que bien bastarían un par de segundos para que cumplan su cometido de hacer pasar al espectador un mal rato, terminan por alargarse durante algunos minutos, lo cual prolonga el sentimiento de malestar. Sin embargo, estas largas secuencias ayudan a que el momento de repulsión se convierta en la catarsis que este tipo de cine genera, pues del asco se pasa a lo risible, aunque sea una risa cuya única función es la de aminorar el malestar que causa la explicites de las imágenes que la película presenta.

Así, y como ya se menciono, aunque las secuencias de larga duración en sus casi 120 minutos de metraje son exageradas y bien se podrían omitir sin perjudicar la sensación de asco que algunas generan, no son del todo innecesarias, pues son estas las que logran principalmente que la cinta oscile entre lo cutre, el gore y la comedia. La noche del virgen termina siendo, en definitiva, una de las cintas más extrañas que el cine de horror haya engendrado en los últimos años y de la que seguramente los fanáticos se llevarán un buen sabor de boca aunque, otros tantos, tardaran en limpiar este sabor y aroma a excremento, vomito, semen y sangre que el filme español les restregara de principio a fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s